Homosexualidad en animales

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Homosexualidad en animales

Mensaje  Neo_Princesa_Serena el Mar Nov 09, 2010 1:58 pm

La homosexualidad y la bisexualidad son relativamente comunes en el reino animal. La motivación para y las implicaciones de su comportamiento no son comprendidas en su totalidad. El comportamiento sexual de los animales toma muchas formas distintas, incluso dentro de la misma especie. Un estudio del investigador Bruce Bagemihl muestra que comportamiento homosexual, no necesariamente sexo, ha sido observado en casi 1500 especies, desde primates hasta parásitos intestinales, y está bien documentado para unas 500 especies.
La homosexualidad animal es considerada controvertida, porque se afirma que tiene implicaciones en el debate que rodea a la homosexualidad humana. Oponentes de este concepto afirman que el comportamiento animal no tiene implicaciones para lo que ellos ven como un asunto moral.

Aplicación del término «homosexual» a animales

El término «homosexual» fue creado en Prusia, en la década de 1870 para describir la atracción y el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo. Su empleo en estudios de animales es controvertido por dos razones principales: la sexualidad animal y sus motivaciones han sido y siguen siendo poco conocidas y la palabra tiene fuertes implicaciones culturales en la sociedad occidental que son irrelevantes para otras especies.
Las preferencias y motivaciones de los animales siempre son inferidas a partir de su comportamiento, por lo que el comportamiento homosexual ha recibido una serie de nombres distintos a lo largo de los años. El uso correcto de «homosexual» es un animal que «exhibe comportamiento homosexual», que es el empleado por las investigaciones modernas. Así, se emplea el término «homosexualidad» para definir cualquier comportamiento sexual entre animales del mismo sexo, tal como copulación, estimulación genital, juegos de apareamiento y exhibiciones.

Estudios sobre el comportamiento homosexual en animales

La presencia de comportamientos homosexuales no fue observado oficialmente a gran escala hasta tiempos recientes, posiblemente debido a los prejuicios del observador causados por las actitudes sociales hacia la homosexualidad. El comportamiento parece estar extendido entre los pájaros sociales y los mamíferos, particularmente en los marinos y los primates.

No existen especies para las que no se haya encontrado comportamientos homosexuales, con excepción de las especies que nunca tienen sexo, como los erizos marinos y los áfidos. Además, una parte del reino animal es hermafrodita, realmente bisexual. Para ellos, la homosexualidad no es un problema.
News-medical.net

Algunos investigadores creen que su origen en organizaciones sociales de dominación masculinas, similares a los rasgos de dominación visibles en la sexualidad de las prisiones. Otros, particularmente Joan Roughgarden, [/b[b]]Bruce Bagemihl y Paul Vasey, creen que la función social del sexo (tanto hetero como homosexual) no está necesariamente conectada a la dominación, sino que sirve para reforzar las alianzas y lazos sociales dentro del grupo. Otros dudan de la teoría de la organización social, indicando que los pingüinos gays, que se unen en pareja de por vida, rechazan copular con hembras cuando se les da la oportunidad. Mientras que informes sobre comportamientos sexuales de este tipo todavía son anecdóticos, una cantidad creciente de trabajo científico confirma que la homosexualidad permanente ocurre no sólo en especies que forman parejas permanentes, sino que también en animales no monógamas como las ovejas.
Un estudio sobre las ovejas citado más abajo dice lo siguiente:
Aproximadamente el 8% de los carneros muestran preferencias sexuales [incluso cuando pueden elegir] por parejas masculinas, al contrario que la mayoría de los carneros que prefieren hembras. Identificamos un grupo de células dentro del área preóptica media/anterior del hipotálamo de ovejas adultas de una edad determinada que era significativamente más grande en carneros adultos que en ovejas...
Charles E. Roselli
avatar
Neo_Princesa_Serena
Moderadora
Moderadora

Mensajes : 721
Fecha de inscripción : 31/07/2010
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Algunas especies y grupos

Mensaje  Neo_Princesa_Serena el Mar Nov 09, 2010 2:13 pm

Bisonte americano

El cortejo, la monta y la penetración anal completa entre machos ha sido observada en el bisonte americano. El festival de Okipa de los mandan concluye con una representación de este comportamiento para «asegurar la vuelta del búfalo la próxima estación». También es común la monta de una hembra por otra.
Los lakota se refieren a ellos como pte winkte (pte significa bisonte y winkte designa a los dos espíritus), haciendo un claro paralelismo entre los animales y las personas transgénero.

Bonobo y otros simios
El bonobo, que tiene una sociedad matriarcal, inusual entre los simios, es una especie completamente bisexual; tanto los machos como las hembras realizan actos tanto hetero como homosexuales, siendo particularmente notable el lesbianismo. Aproximadamente el 60% de la actividad sexual de la especie es entre dos o más hembras.
Aunque el sistema de creación de lazos afectivos homosexuales de los bonobos representa la mayor proporción de homosexualidad conocida para cualquier especie, la homosexualidad ha sido observada en todos los grandes simios, incluyendo a los humanos, además de otras especies de primates.

Delfín mular

Los machos del delfín mular han sido observados trabajando en parejas o grupos mayores para seguir y/o restringir el movimiento de las hembras, a veces hasta durante semanas, esperando a que la hembra sea sexualmente receptiva. Los mismos grupos (o parejas) han sido observados realizando ardientes juegos sexuales entre ellos.
Janet Mann, profesora de biología y fisiología de la universidad de Georgetown, afirma que el fuerte comportamiento personal entre las crías de delfín permite la creación de fuertes lazos afectivos que benefician a la especie en un contexto evolutivo. Cita estudios que muestran que estos delfines son posteriormente, como adultos, bisexuales y que estos machos trabajan juntos para protegerse y para buscar hembras con las que reproducirse.

Elefante
Tanto del elefante africano como del asiático son conocidos lazos afectivos y copulas homosexuales. Estos encuentros se asocian a menudo con actos afectivos, como besos, entrelazar las trompas y colocación de la trompa en la boca del otro. Los encuentros son análogos a los heterosexuales, con uno de los machos colocando su trompa a lo largo de la espalda del otro y empujando hacia adelante, para indicar su intención de montarlo. Al contrario que las relaciones heterosexuales, que siempre son de naturaleza efímera, estos machos forman «grupos de compañeros», que consisten en un macho de más edad y uno o dos más jóvenes. Relaciones homosexuales son comunes y frecuentes en ambos sexos, así, los elefantes asiáticos en cautividad realizan un 45% de sus relaciones sexuales con individuos de su mismo sexo.

Hiena manchada

La hembra de la hiena manchada tiene un sistema urinario genital único, muy similar al pene del macho. La estructura familiar es matriarcal y relaciones de dominación con un fuerte componente sexual se pueden observar a menudo.
Los primeros naturalistas pensaban que las hienas eran hermafroditas u homosexuales, principalmente debido a que el sistema urogenital de la hembra se parece más a un pene que a una vagina. Según escritos antiguos, como la Metamorfósis de Ovidio, la hiena cambiaba continuamente su sexo y su naturaleza de macho y hembra y viceversa. En el Paedagogus, Clemente de Alejandría indica que la hiena, junto con el conejo, estaba «obsesionada por el acto sexual». Muchos europeos asociaban a la hiena con la deformidad sexual, la prostitución, el confortamiento desviado e incluso la brujería.
Investigaciones recientes muestran que «al contrario que otros mamíferos hembra, las hienas hembra son de apariencia masculina, mayores que los machos y significativamente más agresivas», han sido «masculinizadas sin ser "desfeminizadas"». Estos genitales únicos y el comportamiento agresivo de la hiena hembra ha llevado a pensar que hembras agresivas compiten mejor por los recursos, incluyendo comida y parejas. Estudios han demostrado que «niveles elevados de testosterona en el útero» contribuyen a una mayor agresividad. Tanto machos como hembras, pertenecientes a los más agresivos, montan a miembros del mismo sexo, que a su vez posiblemente actúan de forma más sumisa debido a niveles más bajos de testosterona de sus madres.




Jirafa

Los investigadores han tratado la homosexualidad en animales como un tema tabú, quizás por una confusión inocente o por miedo a «ser ridiculizado por sus colegas». Un caso en el que se ha pasado por alto este comportamiento es descrito por Petter Bockman para las jirafas, donde 9 de 10 emparejamientos ocurre entre machos.
Cada macho que olía a una hembra era anotado como sexo, mientras que relaciones anales con orgasmo entre machos simplemente «giraba en torno» a la dominación.
News-medical.net

León
Tanto los leones machos como hembras han sido observados en acciones homosexuales. Leones macho se unen en pareja por algunos días e inician actividades homosexuales, acariciándose y frotándose el hocico, llegando a montarse e iniciando movimientos de cadera. Un 8% de los acoplamientos observados son con otros machos. Las parejas de hembras han sido observadas en cautividad, pero no en la naturaleza.

Macaco japonés
Las relaciones homosexuales son frecuentes en el macaco japonés, aunque los niveles cambian entre grupos. Las hembras forman «parejas de consortes» caracterizadas por actividades sociales y sexuales afectivas. En algunos grupos hasta un cuarto de las hembras forman lazos de ese tipo, que duran entre unos pocos días y algunas semanas. A menudo surgen de este tipo de emparejamiento fuerte amistades que duran largo tiempo. Los machos también tienen relaciones homosexuales, típicamente con múltiples parejas de la misma edad. Actividades afectivas y lúdicas están asociadas a estas relaciones.

Oveja
Un estudio de Dr. Charles E. Roselli y sus colaboradores de octubre de 2003, de la Oregon Health and Science University, afirma que la homosexualidad en los carneros (un 8% de la población) está asociada con una región del cerebro de los carneros que los autores llaman ovine Sexually Dimorphic Nucleus (oSDN; núcleo ovino sexualmente dimórfico), que es dos veces menor en la correspondiente región de los carneros heterosexuales.

Los científicos encontraron que «el oSDN en carneros que preferían hembras era significativamente mayor y contenía más neuronas que en las ovejas y en los carneros que preferían machos. Además el oSDN de los carneros que preferían a hembras expresaban un mayor nivel de aromatasa, una sustancia que convierte la testosterona en estradiol, de forma que la hormona andrógeno facilita el comportamiento sexual masculino típico. No había diferencia de la expresión de la aromatasa entre las ovejas y los carneros que preferían machos.»
«El denso núcleo de neuronas que forman el oSDN expresan el citocromo P450 aromatasa. Los niveles de ARN mensajero aromatasa en el oSDN eran significativamente mayores en los carneros interesados por hembras que en ovejas, mientras que carneros interesados en machos tenían niveles intermedios de expresión». Estos resultados sugieren que «[...] variaciones naturales en las preferencias de pareja sexual pueden estar relacionadas con diferencias en la anatomía cerebral y su capacidad de sintetizar estrógeno».

Aves

Se estima que un cuarto de las parejas de cisnes negros son homosexuales y que roban huevos o forman tríos temporales con hembras para conseguir huevos, expulsando a la hembra después de la puesta. Un mayor número de cisnes crecidos en estas circunstancias sobreviven hasta adultos que en el caso de parejas heterosexuales, debido a que dos machos tienen mayor posibilidad de defender un área mayor de terreno.
A principios de febrero de 2004, el New York Times informó sobre un par de pingüinos barbijos machos del zoo de Central Park de Nueva York que habían formado pareja e incluso habían conseguido criar con éxito a un polluelo hembra a partir de un huevo. Se ha informado de que pingüinos de Nueva York también forman parejas homosexuales.
Zoos en Japón y Alemania también han documentado parejas de pingüinos macho. Las parejas han construido nidos juntas y emplean una piedra para sustituir al huevo en el nido. Investigadores de la universidad de Rikkyo en Tokio encontraron 20 parejas gays en los 16 grandes acuarios y zoos de Japón. El zoo de Bremerhaven, en Alemania, intentó separar las parejas gays importando hembras desde Suecia y separando físicamente a las parejas. No tuvieron éxito. El director del zoo comentó que la relación entre las parejas gays era demasiado fuerte.
Estudios han mostrado que un 80 a 85 % de algunas poblaciones timbalicas de gaviotas occidentales son lésbicas.


Imagen de Cisne negro
avatar
Neo_Princesa_Serena
Moderadora
Moderadora

Mensajes : 721
Fecha de inscripción : 31/07/2010
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Homosexualidad en animales

Mensaje  Shizuru el Jue Dic 09, 2010 3:25 pm

Qué buen aporte! Hay muchas cosas que no sabía, jaja. Pero si se ven muchs comportamientos homosexuales en animales, sin ir más lejos, he visto perros machos y perros hembra que presentan este tipo de comportamiento, más cuando viven juntos y sus dueños son homosexuales XD (No es broma). También lo pude observar en gatos. Incluso hay una especie de lagarto, cuyas integrantes son todas hembras y se estimulan con movimientos para tener a sus crías (no existe macho en esa especie).
avatar
Shizuru
Moderadora
Moderadora

Mensajes : 139
Fecha de inscripción : 02/12/2010
Edad : 36
Localización : Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Homosexualidad en animales

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.